lunes, 24 de febrero de 2014

Rogelio Izquierdo 9 de Octubre de 1939



Pontevedra 9 - 10 – 39

A Francesca Lladós

Sabadell

Querida amiguita Francesca: con gran regocijo he recibido las tuyas del 3 y 4. ¡Me es tan agradable leer tus cartas, que no sabes cuanto lo siento que no sabes cuanto lo siento que se haya perdido la del 24! Lo mismo debe haber pasado con mi postal, que té envié desde Lugo unas hora antes de dejar aquella ciudad; quizás todavía las recibiremos.

¿Pero es que verdaderamente estabas en la creencia de que habías dejado de ser “algo”?, ¿tú tan simpática y risueña?; no hay que perder nunca las esperanzas, ser siempre optimista y así …. nunca es tarde cuando llega.

Celebro infinito que por fin tengas colocación, y más que precisamente sea la Perfumería Solsona, con la que ya debías estar familiarizada. Otra vez entre colonias y perfumes en abundancia, debe ser una faena muy agradable y distraída. ¿Con que te has vuelto seria? ¡ah! pero me parece, y aseguraría, que al escribir esas palabras, lo has hecho con tu sonrisa simpática y alegre. ¿No es verdad?

Cuánto me hubiera gustado acompañarte en la vendimia; ¿Quieres decir que no te cansarías pronto de la vida campesina y de los atractivos de la hermosa Natura? Por una temporada si que es agradable, y más en esta que tú has ido; pero viene el frio invierno, y el único afán del campesino ha de ser, ha de ser el que no falte leña para el hogar y pasar en él las horas interminables y aburridas. Y aunque en la primavera ha de ser encantador, el Verano trae consigo faenas muy pesadas, que el gran Febos con sus ardientes rayos, las hace más insoportables. No por eso –repito- deja de ser muy agradable el pasar una temporada en el campo, trabajando y recogiendo sus frutos.

¿Qué hace la “pandilla”?, las Torelló, Serra,Homs, Payá y compañía?. Ni Renom ni Castells, parece que recuerden que han de escribirme; te agradezco mucho que seas siempre la primera en hacerlo.

He tenido que dejar la primera máquina, me he puesto en otra y… se ve que están empeñados en que esta parezca un muestrario. La acabaré a mano.

Creo que en mi última, te explicaba el porqué de esos continuos traslados y cómo había conseguido mi actual destino, que nos tienen tan ligados estos días que no podemos salir en todo el día; solamente por las noches, y como única diversión que nos podemos permitir es el cine al que casi ningún día dejamos de asistir.

Galicia haciendo honor a su fama, es el “orinal” de España, desde hace bastantes días no ha dejado de obsequiarnos con lluvia abundante. ¡Y aún dicen que en el invierno llueve mucho más! si es así creo que nos vamos a volver ranas.

Recuerdos a todos los amigos y tu recibe el saludo más cordial de tu buen amigo

R. Izquierdo


viernes, 21 de febrero de 2014

Rogelio Izquierdo 2 de Octubre de 1939




Pontevedra 2-10-39.
A
Francesca Lladós
Sabadell.
Simpática amiga Francesca: por fin quizás lograré que, una vez puesto a escribir, lo haga en toda la extensión que yo deseo y no me interrumpan hasta darle fin.
Te he escrito varias veces después que salí de la muy Noble Ciudad, pero esta será la que podríamos decir “anula las anteriores”.
Figurate que estábamos en Mondoñedo esperando hacia días, que llegara la festividad de la Virgen de los Remedios, que es la patrona de aquella a la que dicen Ciudad. Se nos presentaban bastante animadas, teníamos ya una amistad con la gente del pueblo, que estaban muy contentos de nosotros porque les ayudábamos a organizar las fiestas y cooperar en ellas de una manera efectiva.
Un Capitán muy divertido del Batallón al mando de toda su compañía (en la que hay muchos catalanes) fue el que se encargó que por parte del Batallón no faltaran festejos. Prepararon: banderitas, guirnaldas de papel, disfraces, y lo más atrayente fueron las carretas o carrozas tiradas por vacas y adornadas con bastante gusto, en la que cabalgaban unas hermosas galleguitas que tiraban a los espectadores confeti y serpentinas.
Esto se celebró el día 9, bien entrada la noche, formando comitiva las dichas carrozas, varios caballos engalanados, las guirnaldas llevadas por soldados, disfraces o máscaras que llevaban farolitos de papel encendidos, los gastadores, trompetas y … ¿qué más? Los espectadores en tropel, que una vez pasada la alegre comitiva, seguía tras ella hasta el “Campo” o Alhameda, donde se disolvió el cortejo y dio comienzo al baile extraordinario, bajo los arcos de papel y las múltiples banderitas de colores y más nº de luces también de colores variados. En conjunto resultaba bastante bien aunque no dejaba de ser festejo pueblerino. Esa noche fue la de mi “debut” en el baile, si señora si, bailé varios pasodobles y creo que no lo hice del todo mal, pues mi… pareja ni tan solo protestó.
Al otro día que era el que mejor habíamos de pasar, tuvimos la mala suerte de tener que dejar Mondoñedo, la Comandancia Militar y los agradables habitantes de la muy noble, leal, fiel y excelentísima Ciudad.
Fuimos a parar a Lugo, en un cuartel de las afueras, donde me destinarán para ordenanza de la sala de banderas; me encontraba muy aburrido y ni tan solo tenia un momento para ir de paseo.
Afortunadamente un día pasó por mis manos un oficio pidiendo al batallón escribientes para la Plana Mayor del Regimiento. ¡Yo siempre al tanto! tuve buen cuidado en encargar al oficinista que me incluyera en la lista. Esa fue la manera de cómo yo pasé a la Plana Mayor del Regimiento donde estoy actualmente.
Aunque muy retardada, he recibido la tuya del 11, la que ya hacia días esperaba. ¡Con que impaciencia espero el día que pueda venir, aunque tan solo sea unos días! mucho me gustaría poder estar entre vosotros y poder saludar a todos aquellos que convivieron con nosotros y que hacen su vida separados de nuestra ciudad.
Si, la verdad es que no envidio al amigo Rey, y le deseo pronto se restablezca.
No me extraña en nada lo que han hecho con la Escuela, ¿por qué no os querrán a vosotros? ¡veo que el director y demás vuelven a ser los mismos! ¿qué profesorado hay?. Muchas gracias por el programa ¿sabes si se habla algo de formar otra A.A.E.E.I. o hacer resurgir la misma? ¡otra como aquella, ya no puede ser!.
Felicito a la amiga Homs, y no digo más porque el silencio que me recomiendas me obliga a ello.
Espero que pronto volveré a tener noticias tuyas, y de los demás también, y que las fotos vendrán más pronto de lo que parece que Castells piensa enviarlas .
Tu más que incondicional amigo a la potencia que tú quieras
Rogeli Izquierdo
Contrariamente a lo que quería, esta la he escrito en dos veces, con bastante intervalo de tiempo.
Recuerdos a tus familiares y a todos los demás amigos
R. Izquierdo



viernes, 14 de febrero de 2014

Rogelio Izquierdo 20 de Septiembre de 1939






Lugo 20-9-39.
A Francesca Lladós.
Inolvidable amiga: mucho hace que no tengo noticias tuyas y que no te he escrito. Hoy lo hago (aunque lacónicamente) para que no creas que os olvido sino todo lo contrario, y para que conozcas y hagas saber a los demás amigos, mis andanzas por estas agradables tierras de Galicia.
Te escribo desde Lugo a donde hace una semana que llegamos, y que según parece saldremos mañana o pasado con destino a Pontevedra.
En la otra olvidé decirte que, había estado aquí con el amigo Rey. Te pondría algo sobre la gran satisfacción que experimenté aquel día, lo mucho que recordamos nuestros buenos tiempos, y que naturalmente en nuestra conversación no podía faltar el recuerdo evocando a la simpática amiguita …?.... (la misma).
Como al venir otra vez me he enterado de que Rey estará ya en ese recordado Sabadell, supongo que él te habrá explicado nuestro encuentro.
Bien Francesca, ya me dispensarás por la poca extensión, pero te prometo que dentro breves días volveré a escribirte. Procuraré enviarte pronto mi nueva dirección para que así pueda recibir sin tardanza tus tan deseadas noticias.
Recuerdos para todos los demás compañeros y para ti un fuerte ….. apretón de manos de tu amigo
Rogeli Izquierdo
Vale. He tenido ocasión de bañarme en el Miño, y como no se nadar he preferido coger una barca de las muchas que hay en las orillas del rio (parecen cajones) y junto con dos compañeros dar un paseo en ella. Resulta divertido. Si quieres venir un día, te recibiré con los brazos abiertos y con una barca alquilada, pero de las que tienen “quilla” y remos.
Otro “fuerte” ……. Apretón de manos de tu amigo
Rogeli

viernes, 7 de febrero de 2014